Autosabotaje

No hay nada que pueda definir mejor la complejidad de nuestra mente que el autosabotaje que nos hacemos a nosotros mismos en múltiples momentos de nuestra vida.

En muchas ocasiones nos planteamos hacer cambios, establecer mejoras en algún aspecto, y, nos venimos arriba animados por lo que sentiremos cuando lo hayamos conseguido.

Pero suele pasar que los contratiempos que puedan surgir nos hagan pronto desistir y volver al punto de partida. A veces también pueden ser  algunas emociones como la pereza las que nos venzan y nos hagan retirarnos. Al cabo de un tiempo volvemos a pensar en el mismo asunto y volvemos a intentarlo. De esta forma podemos entrar en un bucle de funcionamiento que los psicólogos llamamos patrón de conducta y que puede perdurar durante años o ¡toda una vida!

Son muchas las áreas donde se manifiesta con mucha claridad este mecanismo, por ejemplo  cuando nos proponemos perder peso, ir al gimansio, iniciar unos estudios,etc.  También a veces los planteamientos tienen que ver con corregir lo que consideramos malos hábitos o incluso comportamientos adictivos. Otras veces son  actitudes las que nos molestan, ser impacientes, irascibles, apáticos, maniáticos, etc.

En el caso de la gente que hace dietas para perder peso es bien conocido el famoso efecto yoyo. La fuerza de voluntad y la perseverancia pueden hacer que cumpla con mi objetivo pero cuando bajo la guardia mi  yo más básico me reclama con fuerza (de allí lo de Yo! Yo!). Esta parte mía tiene sin duda un motivo para mantener el sobrepeso. Y si pones esto en duda te aseguro que  va a ser muy difícil que logres conseguir tu meta.

Hay dos partes que conviven en mi (bueno, son muchas más en realidad!), una de ellas produce el resultado de  mantener el sobrepeso y la otra quiere conseguir liberarse de él. El problema es que solemos mantener una actitud de  lucha de las dos partes y ese es el error. Lo que seria  realmente efectivo es poder establecer un diálogo y comprender que motivo está por encima que hace que se frustren mis  iniciativas.

Los profesionales de la psicología sabemos de la potencia que tienen las pautas inconscientes que nos manejan. Estas están llenas de condicionantes que tienen que ver con nuestras experiencias de vida, la influencia de nuestra familia, nuestro carácter, nuestras creencias, etc. Sino nos permitimos escucharlas, negociar con ellas,  la probabilidad de que nos autotraicionemos va a ser muy elevada.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Aviso de cookies

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. Puedes consultar nuestra política de cookies haciendo clic en este enlace