Por qué el estrés condiciona negativamente la vida de la mayoría de las personas

... y cómo evitar que te pase a ti

Hola, soy Óscar Castán.

Soy psicólogo. Eso dice el título que me dieron en la Universidad.

Por tanto, si esperas magia o milagros sal enseguida de mi página y busca al Harry Potter de la psicología, o a un super coach certificado en magia y superpoderes.

En cambio, si quieres (o necesitas) aprender a dominar tu estrés para conseguir una vida más cómoda y feliz, quédate en mi página. Tengo algo que te interesa.

¿No consigues vencer el estrés? Si para ti es un problema, te enseño cómo puedes hacerlo con
“3 rutinas para convertir el ESTRÉS en un poderoso ALIADO”

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Descarga GRATIS el ebook y convierte el estrés en un poderoso aliado.

Además, al formar parte de mi lista de suscriptores te enviaré consejos semanales para conseguir una vida más poderosa, unas mejores relaciones personales y más claridad profesional.

Te he dicho que soy psicólogo.

También soy padre.

Todos atravesamos por diversas etapas en la vida, y cada una de ellas tienen sus particularidades.

¡Yo estoy viviendo la plena adolescencia de mi hija de 16 años!

Los que vivimos esta etapa sabemos lo que es levantarse a las 4 o las 5 de la madrugada para ir a buscarla a la discoteca y, de paso, hacer de taxista de sus amigas.

Esto genera estrés ¿verdad?

También sabemos lo que es lidiar con sus momentos de crisis emocionales.

Nuestros hijos parecen tener una especial habilidad para sacarnos de nuestras casillas por sus demandas y exigencias… ¡Parece que se les va a terminar el mundo!

Y todo ello con el trasfondo de que, por mucho que hagas, tienes la sensación que nunca es suficiente.

Esta etapa que vivo, y que seguramente tú vives, o has vivido, es una etapa intensa pero ni más ni menos que otras.

Cada época de crianza tiene sus particularidades y sus momentos.

La etapa de las actividades extraescolares en la que organizas la agenda en función de la hora que la dejas y posteriormente la recoges fue también otra etapa “interesante”.

La conciliación de la vida familiar y laboral no deja de ser a veces un rompecabezas que requiere mucha organización y temple para poder estar centrado y presente en cada momento.

Cuando las circunstancias te sobrepasan es cuando puede empezar tu desorganización a muchos niveles: mental, emocional y físico.

Empiezas a olvidar algunas cosas.

Sientes que te pones a la defensiva frente a situaciones y conversaciones puntuales.

Notas cierta impaciencia por hacer las cosas.

Observas que estás perdiendo la buena sintonía y el equilibrio contigo mismo.

El día a día te arrastra con los imprevistos, con las pequeñas frustraciones de lo que tenía que ser y al final no fue, no importa el motivo.

 

Una persona, a la que tengo gran estima y  que me ha acompañado en momentos difíciles, siempre me dice que la vida es un continuo cambio y la adaptación una buena herramienta.

 

Muchas de las cosas que programas se realizan según lo que tienes previsto, pero muchas otras se ven afectadas por circunstancias que hacen que tengas que posponerlas, o darles un enfoque diferente.

Aceptar que las cosas que a veces te suceden no puedes controlarlas por ser externas a ti, también forma parte del proceso de afrontar la vida con todo lo que ello conlleva de desafíos y sorpresas.

Seguro que has notado que, según vas lidiando con todo lo que se te presenta durante el día, las consecuencias toman una u otra deriva.

Como explica el autor de “Reality Transurfing” Vadim Zeland, “Las dinámicas que nos arrastran en una u otra dirección son como las fuerzas de un péndulo que va tomando cada vez más impulso. Si estas llevan aparejadas una sensación de incomodidad e intranquilidad… cuanto antes nos liberemos de esa frecuencia de movimiento mejor para nosotros

El tipo de pensamientos que elaboras durante el día condicionan totalmente tu realidad y la forma de vivirla.

Tus pensamientos, además, influyen en  tus estados emocionales, los cuales repercuten en tu estado físico.

Al final el estrés forma parte de tu vida y tiene, o en todo caso debería tener, una connotación más positiva que negativa.

Yo te puedo ayudar a conseguirlo.

Puedo ayudarte a convertir tu estrés en un poderoso aliado.

El estrés aliado te ayudará a afrontar tu realidad diaria con la energía, la motivación y la ilusión necesarias para vivir una vida plena y satisfactoria.

Y todo será el resultado de tus pensamientos y de tus acciones.

Si quieres convertir el estrés en un poderoso aliado, suscríbete y descarga gratis “3 rutinas para convertir el ESTRÉS en un PODEROSO ALIADO”

En apenas 5 minutos estarás más cerca de conseguirlo.

Asumiendo que puedes estar siendo coautor y/o colaborador de la situación a modificar, todo ello con mi apoyo y ayuda profesional, será el primer paso con el que abriremos puertas para llegar a la solución que te liberará.

¿No consigues vencer el estrés? Si para ti es un problema, te enseño cómo puedes hacerlo con
“3 rutinas para convertir el ESTRÉS en un poderoso ALIADO”

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Descarga GRATIS el ebook y convierte el estrés en un poderoso aliado.

Además, al formar parte de mi lista de suscriptores te enviaré consejos semanales para conseguir una vida más poderosa, unas mejores relaciones personales y más claridad profesional.