Conecta con tu respiración

CONECTA CON TU RESPIRACIÓN

 La calidad de nuestra respiración determina nuestro nivel de conexión con nuestro propio cuerpo. También tiene que ver con como nos manejamos con nuestro campo emocional, con como vivimos nuestra vida. Nuestra mente también puede contribuir a esa falta de contacto si es muy caótica. Conectarse con nuestra respiración significa sintonizar con el sentir y con el proceso de ser conscientes.

Por desgracia uno de los males de hoy en día es la aceleración con la que vivimos, debida a nuestras obligaciones en cumplir horarios y llegar a todos nuestros asuntos laborales, personales, familiares, etc. Este proceso se cronifica de forma silenciosa y hace que entremos en una frecuencia de funcionamiento que supone un sobreesfuerzo mental, emocional y físico. ¿Cual es uno de los síntomas que surge entonces con el tiempo?…..el cansancio. ¿Cuantas veces tenemos la sensación de que se nos acaban las pilas, de que no podemos con todo y entonces estamos más irritables, tristes, malhumorados, etc?.

La solución la buscamos muchas veces de forma inconsciente en las adicciones de cualquier tipo o, si lo queremos llamar de otra forma, en los malos hábitos. La teoría ya nos la  sabemos, nos bombardea a través de la información que recibimos del exterior. En las librerías a diario surgen libros sobre vida saludable, consejos de una buena alimentación, etc. Parece claro que en nuestra ecuación de vida armónica y equilibrada  ha de haber espacio para practicar alguna actividad física, ya sea yendo al gimnasio, saliendo a correr o caminar, haciendo ejercicio en casa o de la forma que sea. El sedentarismo es un mal compañero a la larga de nuestra salud!

Muchas veces las resistencias nos impiden realizar acciones que sabemos que nos van a beneficiar pero que nunca encontramos el momento para poder activar. La estrategia para acercarnos a nosotros mismos, para reconectarnos, hemos de tratar de que sea sencilla con el objetivo de poder promover esa nueva forma de estar, con sencillez pero con efectividad!

La respiración la maneja el sistema nervioso autónomo y se va alterando su ritmo de diversas maneras en función de cómo vivimos nuestra realidad y sobre todo en función de la interpretación que hacemos de lo que nos sucede.

Es cierto que muchas personas hoy en día tienen horarios laborales muy extensos y la conciliación de la vida familiar y personal es  a menudo compleja. El día solo tiene 24h! Si la búsqueda de ese tiempo personal para armonizarnos nos va a implicar un estrés añadido por esa falta de tiempo, no vamos por buen camino.

Yo siempre promuevo ejercicios muy sencillos que se puedan realizar en 5  o 10 minutos a lo sumo. El trabajo con el inconsciente es un trabajo de impacto! Poder encontrar la quietud en nosotros mismos puede empezar por dedicar unos momentos al día a respirar con conciencia. Este ejercicio se va a complementar con un cambio en la forma de percibir nuestra realidad en nuestro día a día, siendo en todo momento más conscientes de la misma.